Semana 16 (2016): Análisis y Pronósticos de los Juegos

Por Anuar

Penúltima semana de temporada y el panorama de playoffs aún se encuentra bastante abierto para muchos equipos. Tanto en la NFC como en la AFC, restan cuatro lugares. Por ahora, solo New England, Oakland, Dallas y Seattle tienen segura su participación.

Esta semana habrá varios enfrentamientos relevantes para que la clasificación quede más definida. Uno de los que tiene implicaciones más directas es el juego entre Baltimore y Pittsburgh, el que gane prácticamente asegurará la AFC Norte. Los resultados de los juegos entre Dallas y Detroit, así como el de Green Bay y Minnesota tendrán impacto directo para definir el escenario de la NFC Norte. En la AFC Oeste, el juego entre Kansas City y Denver definirá si el Campeón continúa vivo en la competencia por un lugar en playoffs o ya queda muy rezagado. Tennessee tendrá que demostrar en Jacksonville que es capaz de ganar al interior de la AFC Sur, su récord de 1 – 3 al interior de la división es un factor muy negativo en sus aspiraciones hacia playoffs. En la NFC Sur, los juegos entre Tampa Bay y New Orleans; y Atlanta y Carolina también ayudarán a tener más claro el panorama hacia la calificación en esa división.

El récord de los picks de la semana 15 fue de 10 – 6 dejando el global del blog en 125 – 99.

Miami (9 – 5) vs. Buffalo (7 – 7)

Segundo enfrentamiento entre estos rivales de la AFC Este. Miami llega a este juego como #6 en la Conferencia, mientras que Buffalo es #11 y ve muy lejos el escenario de playoffs. Se enfrentaron por primera vez en la semana 7 y resultó ganador Miami con marcador de 28 – 25.

dolphins-vs-bills
Jay Ajayi superó las 200 yardas en el primer juego contra Buffalo. Ésta vez estará en un clima más frío y lleva varias semanas sin superar la marca de las 100 yardas.

Miami solo ha perdido un juego desde la semana 5 aprovechando que  su calendario no ha sido el más exigente (solo ha enfrentado a un equipo que actualmente tiene récord ganador y fue Baltimore, con quien terminó cayendo). El juego contra Buffalo, fue uno de los dos en los que Jay Ajayi superó las 200 yardas. Sin embargo, este corredor no ha vuelto a producir significativamente. Lleva seis semanas sin superar las 80 yardas. Matt Moore viene de un gran juego contra NY Jets en el que lanzó para 236 yardas, cuatro pases de touchdown y una intercepción. La defensiva aérea de Buffalo ha jugado mucho mejor en sus últimos tres juegos como local y solo ha permitido 500 yardas y dos touchdowns, además de haber logrado tres intercepciones y cinco capturas. Sus problemas han continuado en contra de la carrera (530 yardas, 5 Tds). Si Miami desea dominar, necesitará un gran juego de Ajayi.

La ofensiva de Buffalo ha dependido casi exclusivamente de la producción de LeSean McCoy (1,129 yardas, 12 Tds). Tyrod Taylor y el resto de la ofensiva aérea (#31) difícilmente han sido factor. Basta decir que solo ha habido un juego de 300+ yardas para este grupo en la temporada (Semana 2) y solo tiene uno con múltiples touchdowns desde la semana 6. La defensiva de Miami no ha sido la más sólida en el transcurso de la temporada, pero ha hecho las jugadas necesarias para que su equipo salga adelante. Sin embargo, habrá oportunidades para que Buffalo pueda establecer su ofensiva terrestre. Miami tiene cinco juegos consecutivos permitiendo más de 100 yardas. En contra del pase, en lo que más se ha destacado recientemente es en generar intercepciones y tiene siete en sus últimos cuatro juegos, aunque también ha permitido 10 pases de Td en los mismos.

Miami tendrá que viajar al New Era Stadium. Un cambio bastante radical de clima para este equipo. Eso podría afectarlo considerablemente. Además, Moore y compañía enfrentarán a una secundaria que, si bien no es la mejor, es mucho más sólida a la de NY Jets. Buffalo continuará explotando por la vía terrestre y me parece que puede darle un tropezón a Miami en su camino hacia playoffs.Pronóstico: Buffalo 23 – Miami 20.

NY Jets (4 – 10) vs. New England (12 – 2)

El mejor equipo de la AFC Este se enfrenta con el peor de la misma división. El año pasado, los enfrentamientos entre estas escuadras fueron sumamente interesantes y los equipos terminaron repartiéndose triunfos. Por lo pronto, New England ya ganó el primero en la semana 12 con marcador de 22 – 17.

Dado que el juego es en el Gillette Stadium, las posibilidades de una sorpresa por parte de NY Jets se hacen aún más pequeñas. Este equipo suele jugarle al tú por tú a New England, sin embargo, su defensiva parece haberse dado por vencida, así que Tom Brady tendrá muchos espacios para trabajar. La única oportunidad para Jets es que Bilal Powell tenga otro juego sumamente productivo, aunque la defensiva terrestre de New England no permite más de 100 yardas en casa desde la semana 6 (Cincinnati). Pronóstico: New England 31 – NY Jets 17.

Tennessee (8 – 6) vs. Jacksonville (2 – 12)

Tennessee entra a esta semana un poco más cerca de la calificación aunque todavía necesita que Houston pierda para llegar a la cima de la AFC Sur. Jacksonville solo espera mejorar su posición para el draft de 2017.

Marcus Mariota ha tenido una producción bajísima en sus últimos dos juegos. Solo ha lanzado para 329 yardas con una intercepción y un balón suelto perdido. Tennessee ha dependido de lo que produzcan sus corredores. En Jacksonville, se encontrará con una defensiva terrestre que ha sufrido altibajos, llega como la #21. Lo que si ha sido una constante es que ha aceptado al menos un TD por esta vía en cinco juegos consecutivos. Por pase, Mariota volverá a tener un juego complicado pues la secundaria de Jacksonville no ha dado muchas libertades a los quarterbacks rivales.

Para Blake Borltes y el resto de la ofensiva no hay cosa más urgente como que se termine la temporada. Ha sido un 2016 para el olvido, lleno de entregas de balón y oportunidades perdidas. El único jugador que se ha mantenido como una amenaza constante en semanas recientes ha sido Marqise Lee. La defensiva de Tennessee, que lució mucho mejor en sus juego en Kansas City, no debería tener problema para contener a este grupo.

Jacksonville llega a este juego con HC interino y con más urgencia de que se acabe la temporada que de mejorar su récord. Tennessee aún tiene mucho por que pelear y no debe soltar prenda en este juego. Su ofensiva terrestre se impondrá de nuevo.Pronóstico: Tennessee 24 – Jacksonville 14.

Minnesota (7 – 7) vs. Green Bay (8 – 6)

La NFC Norte aún está lejos de definirse. Minnesota llegó a ocupar por algunas semanas el #1, pero ahora está sepultado en el #3. Green Bay ha ganado cuatro consecutivos y se ubica como el #2 en la división y dentro del escenario de playoffs en estos momentos. En su primer enfrentamiento en 2016 (Semana 2), Minnesota ganó con marcador de 17 – 14.

vikins-vs-packers
Aaron Rodgers enfrentará a una defensiva de Minnesota que viene de ser arrasada en la semana 15.

La ofensiva de Minnesota viene de su peor juego de la temporada al solo haber producido seis puntos. Lo más sorprendente es que esto sucedió contra una de las peores defensivas y tras el regreso de Adrian Peterson. Los problemas en la línea ofensiva han continuado y eso no es una buena noticia ahora que tendrán enfrente a una defensiva con Julius Peppers, Clay Matthews y Nick Perry, un grupo que ha contribuido para que Green Bay tenga 10 capturas en los últimos cuatro juegos. La ofensiva terrestre continúa sin ser factor y me parece que así será hasta el inicio de la siguiente temporada.

Aaron Rodgers está jugando a un excelente nivel y ahora se encontrará respaldado por una ofensiva terrestre comandada por Ty Montgomery (390 yardas, 3 Tds). Indudablemente, la ofensiva de Green Bay luce cada vez mejor. Estará enfrentando a una defensiva que lució totalmente perdida en contra de Indianapolis. No fue capaz de generar capturas ni entregas de balón. Sin jugadas de este tipo, Minnesota queda totalmente expuesto. Rodgers no ha lanzado intercepción desde la semana 10 y solo tiene un balón suelto perdido desde esa jornada.

La visita al Lambeau Field luce particularmente complicada para Minnesota, especialmente con la falta de producción ofensiva y con un Rogders que no es propenso a entregar el balón. Green Bay debe continuar con paso firme hacia los playofs. Pronóstico: Green Bay 27 – Minnesota 13.

San Diego (5 – 9) vs. Cleveland (0 – 14)

Dos equipos que se encuentran encaminados a seleccionar en el Top 10 del draft 2017. Cleveland continúa sin saborear la victoria, mientras que San Diego solo tiene dos victorias en la segunda mitad de la temporada.

Philip Rivers tiene cuatro partidos consecutivos sin superar las 250 yardas, mismos en los que ha lanzado siete intercepciones y nueve touchdowns. El problema para Rivers es que no ha dejado de ser presionado (11 capturas en este lapso) y el apoyo de la ofensiva  terrestre ha ido a pique. Los corredores de San Diego solo han contribuido con una anotación desde la semana 9. Así, San Diego ha batallado para producir puntos. Esta semana, Rivers y compañía tendrán un escenario muy favorable al enfrentar a la defensiva de Cleveland.

Robert Griffin III no ha podido marcar la diferencia para su equipo y desde que asumió la titularidad, Cleveland solo ha anotado 23 puntos. La ofensiva terrestre tampoco ha sido la que ha contribuido con la mayoría de estos puntos al producir touchdowns. Es precisamente en ese rubro, donde San Diego ha sido mejor. Para que Cleveland pueda mover el balón con efectividad, tendrá que hacerlo por pase. Tiene a los receptores, el problema es que Griffin aún no ha terminado de desarrollar el mejor entendimiento con Terrelle Pryor y Corey Coleman.

Si Mike McCoy desea dejar atrás su actitud temerosa y tibia, ésta será su oportunidad. Con una defensiva tan limitada como la de Cleveland, tiene un escenario bastante favorable para irse despidiendo de la manera más digna.Pronóstico: San Diego 24 – Cleveland 17.

Washington (7 – 5 – 1) vs. Chicago (3 – 11)

Washington llega urgido de una victoria este fin de semana. Hace unas semanas, se encontraba en pleno control de su destino, pero ha perdido tres de los últimos cuatro juegos y se ha complicado su calificación a playoffs. Chicago ha sido uno de los equipos con récord perdedor más aguerridos en este fin de temporada.

cousins
Kirk Cousins buscará explotar en contra de la defensiva de Chicago. En las últimas semanas, no ha lucido tan efectivo.

Se esperaba que en su regreso a casa en contra de Carolina, Kirk Cousins (4,360 yardas, 23 Tds, 10 Ints) tuviera un juego muy productivo, pero no tuvo anotaciones y terminó perdiendo el balón dos veces. No fue enteramente su culpa, por momentos la protección de pase falló y hubo algunos “drops” importantes. En Chicago, Cousins no tendrá un escenario del todo favorable. Rodgers no concretó anotaciones y lanzó para 252 yardas contra esta defensiva, también fue capturado cuatro veces. Rob Kelley tendrá que demostrar nuevamente que puede cargar con la ofensiva, especialmente después de las facilidades que Chicago le dio a Ty Montgomery. Dado el estilo de correr de Kelly (De poder), también podría ser un juego muy productivo para él.

Matt Barkley ha sido una revelación desde que asumió la titularidad. Tal vez no ha llevado a su equipo al triunfo, pero ha sido bastante productivo y ha lanzado para 1,082 yardas, seis touchdowns y cinco intercepciones. Además, no hay que olvidar que Chicago juega con uno de los corredores novatos más productivos con Jordan Howard. La defensiva de Washington ha demostrado continuar siendo muy vulnerable tanto por la vía aérea como la terrestre. Chicago no debe tener problemas para mover el balón. De hecho, debería ser otro juego productivo para Howard.

La defensiva de Washington es la principal duda para que su equipo pueda continuar acercándose a la calificación. Chicago no debe tener dificultades para mover el balón, así que la presión estará sobre Kirk Cousisn para volver a producir como lo hizo en las tres semanas finales de noviembre. Si lo logra, sumará otra victoria más para su equipo. Pronóstico: Washington 31 – Chicago 28.

Atlanta (9 – 5) vs. Carolina (6 – 8)

Duelo divisional en la NFC Sur. Atlanta se mantiene como el #1 de la división, mientras que Carolina está empatado como #3 con New Orleans. En su primer enfrentamiento de la temporada (semana 4), Atlanta se impuso 48 – 33.

La ofensiva de Atlanta continúa como la más productiva en esta temporada. Tan solo desde que regresó de su semana Bye en la jornada 12, ha acumulado 149 puntos. La distribución de la ofensiva entre todos los jugadores con los que cuenta Atlanta continúa siendo su principal distintivo. No hay un jugador sobre el cual esta ofensiva dependa al 100%. Se topará con una defensiva de Carolina que está jugando mucho mejor, especialmente en contra del pase. Todo indica que Atlanta requerirá aplicarse al 100% en este juego. El posible regreso de Julio Jones no le vendría mal a Atlanta, este jugador sumó 300 yardas en el juego de la semana 4. Matt Ryan acumuló 503. Por la vía terrestre, será complicado que Devonta Freeman y Tevin Coleman logren producir consistentemente. Carolina ha tenido muy buen desempeño en contra de la carrera.

Cam Newton viene de uno de sus mejores juegos de la temporada al haber lanzado para 300 yardas y dos touchdowns. En general, se había mantenido con un desempeño bastante discreto. El primer juego en contra de Atlanta no lo pudo terminar debido a un golpe casco a casco contra Deion Jones (LB). Sin embargo, antes de su salida había logrado acumular 165 yardas y un touchdown por la vía aérea, más 30 por la vía terrestre. Adicionalmente, Jonathan Stewart viene de superar las 100 yardas por primera vez en la temporada. La defensiva de Atlanta ha aprovechado que ha enfrentado a ofensivas débiles (LA, SF) en semanas recientes y ha escalado algunas posiciones en el ranking. Sin embargo, aún es la #27 en puntos permitidos (25.6 por juego). Newton bien podría aprovechar las libertades que da esta defensiva en el juego aéreo con Ted Ginn Jr y Greg Olsen. Stewart también tendrá oportunidades para producir por la vía terrestre.

El juego será en el Bank of America Stadium donde Carolina no ha perdido desde la semana 10 (vs. Kansas City). Atlanta no puede descuidarse o Tampa Bay podría volver a emparejársele en la disputa por la división. Será un juego dominado por la ofensivas, donde creo que Carolina puede sorprender al actual líder de la NFC Sur y “cobrar venganza” de que Atlanta fue el único equipo que lo derrotó en temporada regular en 2015. Pronóstico: Carolina 38 – Atlanta 35.

Indianapolis (7 – 7) vs. Oakland (11 – 3)

Oakland ya se encuentra clasificado a playoffs, sin embargo, aún no está definido en que posición lo hará. Necesita continuar ganando para descansar la primera ronda y lograr ser local al menos un juego.  Por su parte, Indianapolis se mantiene con vida en una AFC Sur en donde todo puede pasar.

colts-raiders
Dos de los quarterbacks jóvenes con más proyección. Cuando dejemos hablar de Brees, Brady, Manning, hablaremos de Luck, Carr, Winston, etc.

La ofensiva de Indianapolis viene de producir 411 yardas y cuatro touchdowns contra la defensiva de Minnesota, una de las mejores en 2016. Andrew Luck (250 yardas, 2 Tds) tuvo un gran juego, al igual que Frank Gore (101 yardas). Lo curioso con la tendencia que ha mostrado Indianapolis casi toda la temporada es que da un buen juego una semana y a la siguiente, se cae. Así que esta semana, con base en esa tendencia, le tocaría caerse. La defensiva aérea de Oakland aún podría ser fácilmente explotada por Luck y TY Hilton. De la misma manera, Gore también podría aprovechar las casi 120 yardas (116.9) terrestres que Oakland permite por juego.

Tras la lesión en el dedo de Derek Carr, la ofensiva de Oakland solo ha promediado 16 puntos por juego. Muy lejos de los casi 30 que venía produciendo por juego previo a ese incidente. La defensiva de Indianapolis ciertamente no es una muralla, y, difícilmente, se puede tomar como referencia el juego en contra de Minnesota (una de las peores ofensivas en 2016). Cuando ha enfrentado a ofensivas competentes, le ha costado mucho trabajo contener a sus rivales. La cuestión aquí es que tan explosivo pueda mostrarse Oakland en este juego. Me parece que el éxito de los aurinegros dependerá en gran medida de la producción de Latavius Murray, Jalen Richards y DeAndre Washington para sacar este juego adelante. La defensiva terrestre de Indianapolis es #20 actualmente.

Indianapolis ha ganado sus últimos cuatro juegos como visitante, mientras que Oakland no pierde en casa desde la semana 6. A pesar de la tendencia mostrada, creo que Indianapolis puede darle un tropezón a Oakland y mantenerse vivo en la pelea por la AFC Sur. Luck expondrá de nuevo a la secundaria de Oakland. Los pateadores tendrán peso en el juego y siempre es una ventaja contar con Adam Vinatieri. Pronóstico: Indianapolis 30 – Oakland 27.

Tampa Bay (8 – 6) vs. New Orleans (6 – 8)

Duelo entre rivales de la NFC Sur. Tampa Bay y New Orleans apenas se encontraron en la semana 14, resultando ganador el equipo de Florida. El equipo que llega con mayor presión es Tampa Bay pues está apenas afuera (#7 en la NFC) del escenario de playoffs.

La ofensiva de Tampa Bay quedó a deber en Dallas. Sí, tuvo dos buenas series que derivaron en touchdown y en las que se vio dominante. Pero después, no pudo hacer mucho más. Entre las fallas de bloqueo por parte de la línea y algunos errores de precisión de Jameis Winsto, la ofensiva terminó por no cumplir. Aún durante su racha de cinco triunfos, la ofensiva no fue particularmente productiva promediando poco más de 22 puntos por juego (solo nueve TDs en ese lapso). En contra de Tampa Bay solo pudo anotar 16 puntos. El desempeño de esta ofensiva provoca cierta desconfianza. Más bien, el juego en Dallas dejó al descubierto que Tampa Bay requiere que su defensiva contenga, de lo contrario, su ofensiva difícilmente lo llevará a la victoria. La defensiva de New Orleans buscará repetir la hazaña de mantenerlos en 20 puntos o menos.

Drew Brees logró salir del bache en el que se encontraba después de dos juegos consecutivos con tres intercepciones. En contra de la defensiva de Arizona, lanzó para 389 yardas y cuatro touchdowns. Así que Brees estará listo para enfrentar de nuevo a una defensiva de Tampa Bay que lo hizo ver mal. Esta vez si contará con Michael Thomas en la alineación. No solo Brees deberá aplicarse, Mark Ingram y Tim Hightower también deben de mejorar la producción de solo 46 yardas que tuvieron en contra de Tampa Bay. Dallas (185 yardas) dejó bien claro que se le puede correr a esta defensiva. Sean Payton y Brees difícilmente volverán a caer en el juego de Mike Smith (coordinador).

New Orleans estará de vuelta en el Mercedes Benz Superdome. Brees también tuvo un mal juego contra la defensiva de Detroit ahí, pero después de haber lucido mejor en Arizona, me cuesta trabajo imaginar que volverá a tener un mal juego como local. Tampa Bay necesitará mayor producción de su ofensiva para sacar este juego y no estoy seguro que lo logre. Pronóstico: New Orleans 30 – Tampa Bay 20.

Arizona (5 – 8 – 1) vs. Seattle (9 – 4 – 1)

Estos rivales de la NFC Oeste vuelven a encontrarse tras haber empatado en la 7 con marcador de 6 – 6. Seattle aún está buscando asegurar descansar la primera semana de playoffs, mientras que Arizona ya solo busca posicionarse en el draft de 2017.

La ofensiva de Arizona tuvo su juego más productivo de la temporada al anotar 41 puntos en la semana 15. Tanto Carson Palmer como David Johnson dieron un gran juego. Sin embargo, la defensiva de Seattle en casa está muy por encima del nivel de la defensiva de New Orleans. Así que el esfuerzo de Palmer y, principalmente, de Johnson tendrá que ser aún mayor. En el juego previo contra Seattle, Johnson tuvo 171 yardas combinadas. Solo le faltó anotar. La defensiva de Seattle solo ha permitido 50 puntos en sus últimos cuatro juegos como local, así que volverá a ser tarea difícil anotarle.

seahawks-vs-cardinals
Russell Wilson buscará mantener la buena racha que tiene como local en contra de una secundaria que fue quemada continuamente en la semana 15.

Russell Wilson ha tenido una segunda mitad de temporada llena de altibajos. O juega muy bien o de plano desaparece de los partidos. En este lapso, le ha favorecido demasiado jugar como local. Es ahí donde hemos visto su faceta buena: 778 yardas, seis touchdowns y dos intercepciones en los últimos tres juegos. Estará enfrentando a una secundaria que fue destrozada por Drew Brees y Brandin Cooks. Así que el escenario luce bastante favorable para Wilson con Doug Baldwin y Tyler Lockett. Por carrera, Thomas Rawls también tendrá oportunidades, aunque éstas serán más limitadas. Pronóstico: Seattle 31 – Arizona 21.

San Francisco (1 – 13) vs. Los Angeles (4 – 10)

San Francisco y Los Angeles abrieron la temporada enfrentándose. Ha sido el único triunfo para San Francisco en 2016 (28 – 0). LA logró corregir el camino después de su caída en la semana 1, llegando a tener récord de 3 – 1, pero desde la semana 5, solo ha ganado un juego más.

Este es uno de esos juegos en los que ya no hay mucho que observar. Ambos equipos entrarán en proceso de reconstrucción para la siguiente temporada. San Francisco ha mostrado mayor producción ofensiva. Desde que Jared Goff asumió la titularidad, LA solo promedia 11.6 puntos por juego. En ese mismo lapso, San Francisco ha promediado 15.4 puntos por juego. La diferencia no es tan significativa, pero si habla mucho de la negligencia de LA para producir. Aún enfrentando a una defensiva tan mala como la de San Francisco, no es seguro que pueda producir. Adicionalmente, el equipo dirigido por Chip Kelly ha tenido algunos chispazos ofensivos (muchos más que los de LA) con Carlos Hyde y Colin Kaepernick. Pronóstico: San Francisco 20 – LA 16.

Cincinnati (5 – 9 – 1) vs. Houston (8 – 6)

Houston aún tiene pendiente asegurar el #1 de la AFC Sur. La semana pasada, apenas rescató un triunfo en contra de Jacksonville. Por su parte, Cincinnati vio interrumpida una racha de dos triunfos al caer con Pittsburgh.

texans-vs-bengals
Andy Dalton buscará regresarle el favor a Houston, equipo que lo derrotó en dos ocasiones en playoffs, y darle un tropezón en su camino hacia la siguiente fase de la temporada.

Andy Dalton y compañía continúan con una temporada de altibajos. En el juego contra Pittsburgh, pudieron producir en la primera mitad, pero después desaparecieron. La defensiva de Houston será otra aduana complicada para este grupo. Jadeveon Clowney está jugando como se esperaba que lo hiciera desde su año de novato. La defensiva terrestre solo ha permitido un juego de 100+ yardas desde la semana 8. En contra del pase ha sido más permisiva (12 Tds en los últimos cinco juegos), aún así, llega como la #2 en yardas aéreas permitidas. Por la forma como se ha desempeñado la ofensiva de Cincy, veo difícil que pueda producir con consistencia en este juego.

Tom Savage será el nuevo quarterback en Houston. La paupérrima producción de Brock Osweiler fue insostenible en contra de Jacksoville y Savage le dio mucho más dinamismo a la ofensiva de Houston, además de no entregar el balón. La defensiva de Cincinnati viene de dar un buen juego en contra de Pittsburgh, limitándolo a solo un touchdown. Así que Savage tendrá una prueba complicada. Será importante que Lamar Miller continúe produciendo. En su última visita (Cleveland), Cincinnati permitió 169 yardas y un touchdown. Así que habrá oportunidades para Miller y el resto de los corredores de Houston.

Este juego tendrá como sede el NRG Stadium donde Houston está 6 – 1. Cincinnati no ha tenido mucha suerte como visitante y está 2 – 5. Será un juego de pocos puntos donde los locales aprovecharán la baja producción ofensiva del visitante para imponerse. Pronóstico: Houston 17 – Cincinnati 13.

Baltimore (8 – 6) vs. Pittsburgh (9 – 5)

Batalla por el Norte de la AFC. Baltimore y Pittsburgh se han alternado en el #1 de la AFC Norte durante el transcurso de la temporada. La primera vez que se encontraron fue en la semana 9 y Baltimore se impuso con marcador de 21 – 14.

En el primer enfrentamiento entre estos equipos en 2016, Ben Roetlhisberger venía regresando de lesión y la ofensiva tardó demasiado en producir. Esta vez, Big Ben se encuentra en mejor estado de salud, aunque su desempeño ha sido poco sobresaliente. En sus últimos tres juegos tiene solo cuatro touchdowns por cuatro intercepciones, además de no superar las 300 yardas desde la semana 10. Pittsburgh ha salido adelante por la producción de Le’Veon Bell, quien tiene cinco semanas consecutivas con 100+ yardas combinadas. Estarán enfrentando a una defensiva que se ha visto mucho menos efectiva en las últimas dos semanas. En éstas, le han corrido para 264 yardas y tres touchdowns, además de haber aceptado 560 yardas y tres touchdowns por la vía aérea. Esta ofensiva ha perdido solidez y Roethsliberger en conjunto con Le’Veon Bell y Antonio Brown podrían sacar mucho provecho de esa baja de juego.

La ofensiva de Baltimore se ha mantenido productiva. Ha promediado poco más de 29 puntos en los últimos tres juegos, muy por encima de los 21 que venía promediando en los cuatro juegos inmediatos a su BYE. Durante el auge ofensivo, Joe Flacco ha lanzado para ocho touchdowns por solo tres intercepciones, además de tener dos juegos de 300+ yardas. Baltimore seguramente volverá a tener una ofensiva altamente concentrada en el pase para explotar a una secundaria que ha mejorado, pero está lejos de consolidarse. Flacco lanzó para 241 yardas, un touchdown y una intercepción en su primer juego contra esta defensiva en 2016. Por carrera, los espacios serán limitados para Terrance West y Kenneth Dixon.

Pittsburgh estará de vuelta en el Heinz Field después de una gira de dos juegos. El último equipo en derrotarlo ahí fue Dallas. Predecir el resultado en un juego entre estas escuadras suele ser complicad, especialmente por la rivalidad que sostienen. No obstante, creo que Pittsburgh llega mejor armado a este encuentro, además de que es local. Pronóstico: Pittsburgh 23 – Baltimore 20.

Denver (8 – 6) vs. Kansas City (10 – 4)

Rivales de la AFC Oeste que necesitan regresar a la senda de la victoria. En la semana 15, Kansas City perdió dramáticamente con un gol de campo de último minuto de Tennessee. La derrota lo envío del #2 de la AFC al #5. Por su parte , Denver ha perdido tres de sus últimos cuatro juegos, lo que ha puesto en riesgo su participación en playoffs.

chiefs-vs-broncos-2
Trevor Sieman y Alex Smith necesitan producir más en este juego, especialmente después de una semana 15 mala para ambos quarterbacks.

Gran parte de la debacle de Denver se ha debido a la ineptitud de su ofensiva. Tan solo ha anotado 13 puntos en sus dos últimos juegos y ha promediado 15 puntos desde que regresó de su BYE. El juego terrestre es casi inexistente y la ofensiva aérea se ha hecho inconsistente. Trevor Siemian bien puede dar un gran juego, o puede desaparecer. A eso hay que sumarle la alta concentración de pases a Emmanuel Sanders y a Demaryius Thomas, éste último ha soltado pases en situaciones claves. La defensiva de Kansas City ha mantenido el oportunismo (tres entregas en contra de Tennessee), pero es posible avanzarle tanto por la vía aérea como la terrestre. ¿Podrá aprovechar esa situación Denver? No estoy del todo seguro, mucho menos si Gary Kubiak continúa siendo conservador.

Después de un buen inicio en contra de Tennessee, la ofensiva de Kansas City se apagó. Jeremy Maclin (92 yardas) terminó desplazando a Tyreek Hill y Travis Kelce como pilar de la ofensiva aérea. Spencer Ware ha vuelto a pasar desapercibido y será él quien tendrá que reaparecer en Denver. Por pase será muy complicado que Kansas City pueda lograr algo contra la defensiva de Denver. Si Tom Brady y compañía fueron neutralizados la mayor parte del juego, el escenario para Smith no es muy alentador. Ware, en conjunto con Charcandrick West y Smith, necesita aprovechar que la defensiva de Denver ha estado permitiendo un promedio de 138 yardas terrestres y un touchdown e los últimos cuatro juegos. Si lo logran, podrían llevar a su equipo a tener la ventaja en este juego.

Tanto he cacareado que el Arrowhead Stadium es un lugar hostil para los visitante y Kansas City ha perdido dos de sus últimos tres juegos ahí. Sin embargo, el estado de la ofensiva de Denver hace difícil confiar en ese equipo, aún en un juego en el seguramente veremos pocos puntos. Adicionalmente, los rumores de un locker dividido en Denver no ayudan. Pronóstico: Kansas City 14 – Denver 10.

Detroit (9 – 5) vs. Dallas (12 – 2)

Dos equipos que se encuentra en el escenario de playoff actual en la NFC. Dallas es #1 y Detroit #4. En la semana 15, Dallas derrotó a Tampa Bay, mientras que Detroit cayó ante NY Giants. La presión en este juego estará del lado de Detroit que ha perdido margen dentro de la NFC Norte y Green Bay le pisa los talones.

Después de haber enfrentado a la sólida defensiva de NY Giants, Matthew Stafford podría tener un respiro en este juego contra la secundaria de Dallas que mantiene a la defensiva como la quinta peor en esta temporada. Golden Tate, Eric Ebron y Marvin Jones podrían tener un juego muy productivo. El principal reto de Detroit será mantener a Stafford bien protegido. La semana pasada, David Irving (DE) fue uno de los principales responsables de la victoria de Dallas al lograr presionar continuamente al QB. Si Stafford tiene tiempo suficiente, no deberá tener problemas para sacar provecho de la secundaria de Dallas. En este caso, la unidimensionalidad de la ofensiva no es tan relevante (Detroit no tiene ofensiva terrestre). Ya otro equipo (NY Giants) con una situación similar pudo derrotar a Dallas.

Dak Prescott y Ezekiel Elliott volvieron a su nivel habitual en contra de la defensiva de Tampa Bay, disipando cualquier duda que hubiera en torno a la efectividad de la ofensiva de Dallas. Al parecer, si no es la defensiva de NY, este grupo no tiene dificultades para producir. La defensiva de Detroit llega a este juego como la #10. Discretamente se ha ido posicionando como una de las mejores. En contra de la carrera, solo ha permitido más de 100 yardas en un juego (vs. NY Giants) desde que regresó de su BYE en la semana 11. Por pase, ha permitido cinco touchdowns y ha logrado seis intercepciones en ese mismo lapso. Por supuesto, tampoco ha enfrentando a una línea ofensiva del nivel de la de Dallas, aunque hay que mencionar que ha logrado contener a QBs del nivel de Drew Brees y a buenas ofensivas terrestres como la de Chicago.

Detroit podría meterle un susto a Dallas si Stafford recibe protección suficiente. No obstante, creo que la defensiva visitante tendrá problemas frenando el ataque terrestre de Dallas y eso volverá a marcar la diferencia a favor del equipo de la estrella solitaria. Pronóstico: Dallas 28 – Detroit 24.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s