¡Playoffs! Ronda Divisional (2016)

Por Anuar

La semana de wildcard transcurrió sin mayores sorpresas. Los equipos locales salieron adelante y los picks del blog quedaron en 4 – 0 en la primera jornada de playoffs.

Para la ronda divisional, se esperan juegos más cerrados y, sobre todo, menos ventajas para los locales. Todos los equipos se enfrentaron previamente en la temporada. Seattle, Dallas, Pittsburgh y New England se llevaron los triunfos en esos juegos. A dos les tocará ser visitantes en esta ocasión, mientras que New England repetirá como local y Dallas estará recibiendo a Green Bay en esta ocasión (su juego de temporada regular fue en el Lambeau Field).

Seattle (11 – 5 – 1) vs. Atlanta (11 – 5)

Estos equipos se enfrentaron por primera vez en la temporada en la semana 6. El ganador de ese encuentro fue Seattle por marcador de 26 – 24. Para el juego de playoffs, el escenario cambiará al Georgia Dome, el de temporada regular ocurrió en el CenturyLink Field. Así que de inicio Atlanta ya no tendrá que lidiar con el descomunal ruido producido en el Estado de Washington.

russell-wilson
La ofensiva de Seattle ha tenido problemas para carburar como visitante. Ya en su temporada de novato, Russell Wilson había llevado a su equipo a un juego divisional al Georgia Dome.

Seattle vio resurgir su ofensiva terrestre en la ronda de wildcard. Thomas Rawls corrió para 161 yardas y un touchdown. Además, Russell Wilson añadió 224 yardas y dos touchdowns siendo su principal receptor Doug Baldwin (104 yardas, Td). No obstante, el principal cuestionamiento para Seattle es cómo será su desempeño fuera de casa.  En sus tres juegos finales como visitante de la temporada, solo pudo anotar 40 puntos combinados. El de mejor resultado fue el de San Francisco (25 puntos), aunque haber tenido éxito contra esa defensiva no es precisamente el mayor mérito. La defensiva de Atlanta tuvo algunos chispazos en la temporada, aunque terminó como la #27 en puntos y #25 en yardas permitidas. Dan Quinn (HC) aún no ha podido replicar en Atlanta el éxito que tuvo dirigiendo a la defensiva de Seattle. Los puntos más brillantes de esta unidad son la presión sobre el quarterback encabezada por Vic Beasley (15.5 capturas) y Adrian Clayborne (4.5 capturas), así como el surgimiento de una veloz secundaria encabezada por Jalen Collins y Keanu Neal. Beasley y Clayborne pueden ser determinantes pues hay que recordar que el desempeño de la línea de Seattle dejó mucho que desear en 2016. Las defensivas de Tampa Bay y Green Bay (dos de los últimos tres juegos fuera de casa de Seattle) supieron sacarle provecho a esa situación. Así que es posible que Atlanta pueda ganar el duelo en las trincheras. Wilson tendrá que recurrir a su movilidad para tratar de sacar adelante este juego.

jones-vs-sherman
Julio Jones no tuvo problemas para producir en el primer enfrentamiento contra Seattle. Esta vez, estará en casa, así que le espera un ambiente mucho más amigable. Además, la “Legion of Boom” llega a este juego sin Earl Thomas.

La ofensiva de Atlanta finalizó la temporada como la más explosiva. En sus ocho juegos en casa anotó 280 puntos (35 por juego). No importando quien fuera el rival, esta ofensiva se encargaba de montar un gran show. Lo más impresionante, como lo vine mencionando en el transcurso de la temporada, fue que nunca dependió de un solo jugador para explotar. Kyle Shanahan (coordinador) y Matt Ryan (QB) distribuyeron la carga de trabajo entre los diversos elementos. Por supuesto, el impacto de Julio Jones (1,409 yardas, 6 TDs) y Devonta Freeman (1,079 yardas, 11 TDs) fue mayor, pero cuando estos fueron neutralizados siempre hubo algún otro jugador que respondiera. En su visita a Seattle, Ryan tuvo un juego bastante productivo al lanzar para 335 yardas, tres touchdowns y una intercepción, mientras que Jones atrapó siete pases para 139 yardas y un touchdown. La defensiva de Seattle tampoco estuvo muy atinada en sus últimos juegos fuera de casa y permitió 75 puntos combinados en los tres finales (61 en los últimos dos). Además, la secundaria no contará con Earl Thomas a diferencia del juego de la semana 6. Así que estará más expuesta ante una ofensiva que si le pudo avanzar y que ya conoce sus tendencias. Además, al jugar fuera de casa, la secundaria de Seattle estará menos cobijada por los árbitros.

Atlanta tiene los elementos para dominar en este juego. Ya en los playoffs de la temporada 2012, había derrotado a Seattle en circunstancias similares. Para Seattle, la opción será buscar que este juego sea una batalla ofensiva. No obstante, la inoperatividad mostrada fuera de casa hace pensar que no le alcanzará. Pronóstico: Atlanta 31 – Seattle 20.

Houston (10 – 7) vs. New England (14 – 2)

Houston tuvo suerte en la primera ronda de playoffs y enfrentó a una escuadra de Oakland incompleta. Para esta semana, su encuentro será mucho más complicado al tener que viajar al Gillette Stadium, estadio que ya había visitado previamente en temporada regular. En el primer encuentro entre estos equipos (semana 3), New England aplastó 27 – 0 a Houston, aun jugando con Jacoby Brissett como QB. Así que con este antecedente y con Tom Brady como quarterback, el panorama no luce muy alentador para Houston.

jadeveon-clowney
Jadeveon Clowney tuvo una gran temporada y deberá ser factor para que Houston pueda mantenerse cerca en el marcador.

La ofensiva de Houston tuvo un juego bastante decente en contra de Oakland al producir 27 puntos. Brock Osweiler tuvo mejor desempeño al lanzar para 168 yardas y un touchdown, además de correr para otra anotación. También ha mostrado una mayor sincronía con DeAndre Hopkins, quien tiene 189 yardas y un Td en los últimos dos juegos. Lamar Miller tuvo una carga de trabajo considerable con 31 acarreos, aunque solo logró correr para 73 yardas y un touchdown. El próximo fin de semana, enfrentarán a la defensiva #1 (15.6 puntos por juego). Esta defensiva cerró la temporada permitiendo solo 43 puntos en sus últimos cuatro partidos. En general, Houston tuvo problemas para producir fuera de casa, basta decir que su récord como visitante fue de solo 2 – 6 y que solo anotó 118 puntos (14.75 por juego). Así que, a menos que Osweiler y Miller salgan muy inspirados, se percibe complicada la misión para que superen los 17 puntos.

Tom Brady enfrentará por primera vez en esta temporada a la defensiva de Houston, una unidad que se ubicó como la #11 en puntos y #1 en yardas permitidas. Houston pudo contener a Connor Cook y compañía la semana pasada, pero el nivel de exigencia será totalmente distinto en este juego. Si bien AJ Bouye (CB) podría neutralizar a Julian Edelman o al receptor que se alinee de su lado, Brady buscará encontrar otros duelos más desbalanceados como el que podrían tener James White y Dion Lewis contra los linebackers. LeGarrette Blount logró correrle para 105 yardas y dos touchdowns a estas defensivas en el juego de temporada regular, así que no sería extraño volviera a explotar contra esta defensiva.

tom-brady-patriots-vs-texans
Tom Brady no estuvo en el enfrentamiento de temporada regular. Aún así New England aplastó 27 – 0 a Houston. Así que Houston sale con una enorme desventaja en este juego.

Brady perdiendo en Foxboro ante un equipo que apenas pasó a los playoffs es casi un escenario impensable. Es posible que Houston pudiera competir por un tiempo en este juego, pero tarde o temprano, New England terminará despegándose en el marcador. La falta de producción ofensiva de Houston pesará. Pronóstico: New England 24 – Houston 10.

Pittsburgh (12 – 5) vs. Kansas City (12 – 4)

Kansas City logró catapultarse al #2 de la AFC al final de la temporada. Gracias a ese resultado estará iniciando los playoffs en casa. Previamente en temporada regular, ya se había enfrentado a Pittsburgh en el Heinz Field. Ese juego estuvo totalmente dominado por los de negro y amarrillo que terminaron imponiéndose 43 – 14. Después de ese juego, Kansas City solo tuvo dos derrotas en lo que restó de la temporada. Por su parte, poco después de esta victoria, Pittsburgh pasaría por una racha de cuatro derrotas consecutivas, aunque terminó cerrando la temporada con siete victorias.

bell-vs-kc
Le’Veon Bell intentará repetir su actuación en contra de KC en temporada regular en la que corrió para 144 yardas.

La ofensiva de Pittsburgh demostró su poderío en el juego de la ronda de wildcard. Antonio Brown (124 yardas, 2 TDs) y Le’Veon Bell (167 yardas, 2 TDs) se encargaron de desmantelar a la defensiva de Miami. Una vez entrados en ritmo, ya no se detuvieron. En el juego previo contra Kansas City, las cosas no fueron muy distintas, Bell corrió para 144 yardas y Brown atrapó cuatro pases para 64 yardas y dos touchdowns. El más destacado fue Ben Roethlisberger que lanzó para 300 yardas y cinco touchdowns. La defensiva de Kansas City tuvo su peor juego de la temporada. Para esta semana, llegará en mejor forma. Sus estadísticas fueron bastante aceptables al finalizar #7 en puntos y #24 en yardas permitidas, además de ser la mejor generando entregas de balón al producir 33 (18 intercepciones, 15 fumbles). Hay que destacar que, en sus últimos cuatro juegos como local, Kansas City solo aceptó 61 puntos (15.2 por juego) y en toda la temporada, solo permitió dos juegos de 20+ puntos en el Arrowhead Stadium (vs. San Diego, vs. Nuevo Orleans). Es probable que Pittsburgh encuentre espacios con los cuales trabajar, especialmente por la vía terrestre, pero no le será tan fácil traducir sus avances en puntos. Será entretenido ver el duelo entre Marcus Peters y Antonio Brown, así como la manera en la que la línea de Pittsburgh buscará contener a Dee Ford, Justin Houston y Tamba Hali. La presión sobre Roethlisberger será intensa. Bell será quien tendrá que marcar la diferencia para Pittsburgh.

La ofensiva de Kansas City terminó la temporada como la #13 en puntos (24.3 por juego). Andy Reid (HC) encontró en Tyreek Hill al factor de explosión de esta unidad. Hill es capaz de hacer daño por todas las vías posibles: carrera, recepción o regresos en equipos especiales. La secundaria de Pittsburgh podría tener muchos problemas tratando de frenarlo en el juego aéreo. Los cornerbacks y safeties de Pittsburgh están lejos de ser confiables en cobertura hombre a hombre, sobre todo contra alguien con la velocidad de Hill. En el primer juego en el que se enfrentaron, Hill apenas comenzaba a ser usado con regularidad en la ofensiva, así que Pittsburgh no tuvo que lidiar con él. Otro jugador que podría causar muchos problemas es Travis Kelce (1,125 yardas, 4 TDs), que terminó la temporada como el ala cerrada más productivo. Alex Smith logró pasar para 287 yardas, dos touchdowns y una intercepción en el juego en el Heinz Field. Parte de esa producción vino en “garbage time”, pero no debería tener problemas para producir a un nivel similar en este juego. Los espacios estarán ahí, además de que es un quarterback mucho más móvil. Por carrera, Spencer Ware tuvo 82 yardas en el primer juego contra Pittsburgh, será difícil repetir esa cifra con una defensiva contra la carrera que ha sido mucho más sólida recientemente.

kcvs-pit
El desempeño de Travis Kelce y Tyreek Hill podría ser decisivo para que Kansas City pueda lograr imponerse ante Pittsburgh.

Andy Reid (HC) ha tenido mucho éxito en juegos después de una semana BYE. Su récord actual es de 15 – 2 en esas circunstancias. Pittsburgh es un equipo complicado, pero Kansas City tiene elementos para mantenerlo bajo control y también una ofensiva con el nivel necesario para retarlo. El cambio de escenario al Arrowhead Stadium pesará. Pronóstico: Kansas City 28 – Pittsburgh 24.

Green Bay (11 – 6) vs. Dallas (13 – 3)

Duelo entre dos de los equipos con mayor tradición en la NFC. Ya se habían enfrentado en temporada regular. Fue en la semana 6 cuando Dallas visitó el Lambeau Field y terminó llevándose la victoria con marcador de 30 – 16. Poco después de esa derrota, Green Bay entraría en su crisis más aguda de la temporada cayendo en una racha de cuatro descalabros. Sin embargo, a partir de la semana 12, Green Bay comenzó a ganar de nuevo y no ha parado hasta el momento. Dallas solo perdería un par de juegos (vs. NY Giants, vs. Filadelfia) en lo que restaría de temporada regular.

La versión de Aaron Rodgers que Dallas enfrentó en la semana 6 y la que enfrentará en esta semana es totalmente distinta. En aquellas semanas, el entendimiento entre Rodgers y sus receptores aún estaba en desarrollo. De hecho, se les notaba muchas veces fuera de sincronía, sin capacidad para lograr la separación suficiente para hacer las jugadas. En este momento, Rodgers y su grupo de receptores se encuentra totalmente en ritmo. Para muestra, basta referirse a lo que sucedió la semana pasada contra la defensiva de NY Giants, una de las mejores en 2016, y contra la que Rodgers lanzó para 362 yardas y cuatro touchdowns. La secundaria de Dallas batalló durante la mayor parte de la temporada, finalizó como la #26 (260 yardas por juego) y permitió 25 pases de touchdown. No son las mejores credenciales cuando se está por enfrentar a un quarterback como Rodgers que está en pleno ritmo. Adicionalmente, Dallas ha tenido algunos chispazos en lo que se refiere a presionar al quarterback, pero nada suficientemente consistente. En las últimas semanas, destacó David Irving (4 capturas). Sin embargo, el sólido desempeño de la línea de Green Bay, así como la movilidad de Rodgers, complicarán bastante el trabajo del Front 7 de Dallas.

a-rod-vs-dallas
Aaron Rodgers ha lucido un excelente nivel recientemente y será un peligro para la defensiva de Dallas que dista de ser la mejor contra el pase.

Dak Prescott y Ezekiel Elliott tuvieron un gran desempeño contra la defensiva de Green Bay en el juego de temporada regular. Prescott lanzó para 247 yardas, tres touchdowns y una intercepción, mientras que Elliott corrió para 157 yardas y atrapó un par de pases para TD. La defensiva de Green Bay logró contener en solo 13 puntos a la ofensiva de NY Giants, aunque eso no es realmente muestra de progreso considerable. Dallas anotó 116 puntos en sus cuatro últimos juegos en casa en temporada regular (29 por juego), mientras que Green Bay permitió 106 en sus cuatro juegos finales como visitante. Así que Prescott, Elliott y compañía tendrán la mesa puesta para continuar produciendo. La estrategia ofensiva de Dallas tendrá que cargarse ligeramente más hacia la ofensiva aérea, pues es en contra del pase que Green Bay ha tenido más problemas. Terminó como la penúltima contra el pase (269.2 yardas por juego) y permitió 32 pases de Td. Dez Bryant no participó en el juego en el Lambeau Field, así que podría convertirse en factor en este juego para aprovechar las facilidades que la secundaria da.

dak-prescott
Dak Prescott y Ezekiel Elliott harán su debut en playoffs.

Con defensivas vulnerables por parte de ambos equipos, es muy probable que este juego se convierta en una batalla de ofensivas. Ante este escenario, me parece que Green Bay sale con ventaja. El desempeño de Aaron Rodgers es espectacular y si, Dallas no está atado de manos con Presscott y Elliott, todo lo contrario. Sin embargo, Rodgers puede resolver esto de tantas formas posibles, incluyendo “Hail Mary’s”. Pronóstico: Green Bay 35 – Dallas 31.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s