Fantasy Rankings (2017): Wide Receivers (WRs)

Por Anuar

Best Recceivers

En los últimos años, la posición de receptor había tenido un aumento notable respecto a su relevancia en fantasy. Producto de ello fue el surgimiento de estrategias como la “zero running back” que hace referencia a tomar la mayor cantidad de receptores relevantes en las primeras rondas del draft y dejar los corredores para el último. Sin embargo, esa tendencia sufrió un cambio para 2016.

En general, los números de los receptores más productivos cayeron la temporada pasada. En 2016, solo hubo tres receptores con cien o más recepciones, ninguno superó las 1,500 yardas y solo cinco tuvieron doble dígito en touchdown. En comparación, en 2015, hubo siete receptores con más de 100 recepciones, cuatro que superaron las 1,500 yardas y 10 con doble dígito de touchdowns. Casi el doble en todas las categorías. Esta situación se debió, en gran parte, a una menor concentración de targets y a equipos que volvieron a enfocarse en su juego terrestre (como Pittsburgh). Por ejemplo, mientras que Julio Jones y Antonio Brown vieron 204 y 195 targets en 2015, en 2016, solo vieron 129 y 155, respectivamente.

Así que, para este año habrá que ser más cautelosos con los receptores y no engolosinarse con ellos en la primera mitad del draft. Aún será difícil dejar pasar a un Antonio Brown o un Julio Jones en la 1ª ronda, pero me parece que, si se tiene oportunidad de tomar un Le’Veon Bell o David Johnson, habrá que irse por ellos antes que cualquier receptor.

La puntuación estándar para los receptores es de la siguiente manera:

10 yardas por recepción = 1 punto

Touchdown por recepción = 6 puntos

10 yardas por carrera = 1 punto

Touchdown por carrera = 6 puntos

Balón suelto perdido = -2 puntos

Hay otro tipo de ligas llamadas PPR (puntos por recepción) que adicional al yardaje también otorgan un punto o una fracción de punto por cada pase atrapado. Asimismo, dependiendo de la configuración de la liga también puede haber bono por sobrepasar las 100 yardas o por atrapadas largas (+50 yardas).

El ranking de los WRs para este año es el siguiente:

  1. Antonio Brown (13.36 punto estándar por juego). Viene de su temporada más floja en fantasy desde 2013. El giro de estrategia ofensiva en Pittsburgh en la segunda mitad de temporada orientándose mucho más al juego terrestre, terminó por afectarlo. Por otro lado, de los 12 touchdowns que anotó en la temporada, siete los hizo en tres juegos. Así que su aportación en fantasy tuvo mucha más variabilidad que en otras temporadas. A eso hay que sumarle que Ben Roethlisberger solo fue efectivo en casa. Aún bajo estas circunstancias, vuelve a ser la mejor opción como WR #1.
  2. Julio Jones (12.64 puntos estándar por juego). Fue parte de la mejor ofensiva de la temporada. No obstante, también fue presa de un grupo mucho más diversificado de receptores. De esta manera, Jones vio su carga de trabajo disminuida. Aun así, tuvo una de las mejores actuaciones de la temporada al atrapar 12 pases para 300 yardas y un touchdown en la semana 4. El problema para muchos de sus “dueños” fue que terminó aportando muy poco (casi nada) en las semanas de playoffs. Para 2017, continuará como el WR más peligroso de la liga, solo resta ver cómo reacciona su QB ante la partida de Kyle Shanahan.
  3. Odell Beckham Jr. (12.04 puntos estándar por juego). El primer touchdown de OBJ13 tardó cinco semanas en llegar, así que hubo un momento de gran duda de su papel en fantasy. No obstante, logró enderezar el rumbo y, a partir de la semana 5, promedió 13.53 puntos por juego. Ahora que estará rodeado de un grupo de receptores mucho más robusto (Brandon Marshall, Evan Engram) podría ver más espacios disponibles para hacer jugadas grandes.
  4. Mike Evans (12 puntos estándar por juego). Evans terminó la temporada como el jugador con más targets en la liga (175). De la semana 1 a la 12, solo hubo un par de juegos en los que no tuvo doble dígito de targets. Ya para el último cuarto de temporada, su carga de trabajo disminuyó y solo vería un juego con doble dígito de targets. Definitivamente es el receptor en quien más confía Jameis Winston y ahora que estará acompañado por DeSean Jackson y OJ Howard (TE), su producción podría ser mayor aún con menos targets.
  5. AJ Green (13.37 puntos estándar por juego). La carga de trabajo de este receptor se vio incrementada notablemente tras la salida de Marvin Jones, Mohamed Sanu y las lesiones de Tyler Eifert. Así que Green se encaminaba a tener su temporada más productiva promediando 107 yardas por juego, sin embargo, una lesión lo dejó fuera después de la semana 11. Para 2017, Green volverá a estar sano y listo para continuar viendo una cantidad considerable de pases en su dirección. Lo que genera un poco de duda es como responderá el resto de la ofensiva.
  6. Jordy Nelson (12.98 puntos estándar por juego). Después de perderse toda la temporada 2015, Nelson regresó con fuerza para 2016. De la mano de Aaron Rodgers, la segunda mitad de temporada fue espectacular y promedió 14.6 puntos por juego. No cabe duda que es el receptor favorito de uno de los mejores QBs en la liga y mientras ambos estén sanos, Nelson será un activo muy valioso en fantasy.
  7. TY Hilton (11.3 puntos estándar por juego). Con Andrew Luck jugando la mayor parte de la temporada, Hilton demostró que puede ser uno de los receptores más productivos en la liga. De hecho, fue el #1 en yardas por recepción con 1,448, aunque solo tuvo seis touchdowns. Para 2017, continuará siendo el receptor más dominante en Indianápolis.
  8. Doug Baldwin (9.55 puntos estándar por juego). Baldwin pasó de 14 touchdowns en 2015 a solo siete en 2016, sin embargo, más allá de ver este descenso estadístico se pudo apreciar un mayor involucramiento en la ofensiva de Seattle. De no ser porque Russell Wilson comenzó muy lento la temporada, es posible que los números de Baldwin hubieran podido ser mucho mejores.
  9. Michael Thomas (10.91 puntos estándar por juego). El novato respondió rápidamente con Drew Brees como quarterback. Sus 92 recepciones son la segunda mejor marca en la historia para un jugador de primer año, mientras que sus 1,137 yardas son la séptima. Uno de los aspectos que más sorprendió es que Thomas fue el receptor más buscado por Brees en zona roja, lo cual lo hace extremadamente atractivo para su segunda temporada. Tras la partida de Brandin Cooks, su papel en la ofensiva podría ser mayor.
  10. Amari Cooper (8.83 puntos estándar por juego). Es un receptor productivo en cuanto a yardas y recepciones se refiere, no obstane, Derek Carr prefiere a Michael Crabtree o a Seth Roberts en zona roja. Cooper solo tuvo cinco touchdowns en 2016. Esta situación lo limita considerablemente como una selección de 3a ronda o superior y, por lo tanto, como un WR #1. Por otro lado, su papel como un receptor #2 es mucho más viable.
  11. Dez Bryant (10.46 puntos estándar por juego). Bryant está rodeado de un equipo que lo puede llevar a ser un Top 5 en su posición. ¿por qué no está ahí ahora? básicamente por sus continuas lesiones. Debido a éstas, Bryant ni siquiera ha alcanzado el liderato como receptor del equipo desde 2014. Podría ser una apuesta interesante si alguien lo quiere tomar en las primeras tres rondas, pero su reciente fragilidad hace pensar que antes de tomarlo, primero se tiene que fortalecer el roster.
  12. Davante Adams (10.48 puntos estándar por juego). 2016 fue la tercera temporada de Adams como profesional y, hasta ahora, ha sido la mejor. Mostró manos muchos más seguras y más disciplina en sus trayectorias. La presencia de Jordy Nelson también le ayudó a enfrentar frentes defensivos más relajados. Si su evolución continúa, es posible verlo conformando una de las parejas de receptores más peligrosas en 2017.
  13. Demaryius Thomas (8.39 puntos estándar por juego). La situación de QB en Denver no ayudó a que Thomas tuviera su mejor temporada. De hecho, apenas sobrepasó las 1,000 yardas (1,083) y tuvo cinco recepciones de touchdown. No obstante, continúa siendo el WR #1 de su equipo y con un año más de experiencia por parte de Trevor Siemian y Paxton Lynch es posible pensar que su producción puede volver a los niveles previamente vistos.
  14. Allen Robinson (7.64 puntos estándar por juego). Robinson fue una de las mayores decepciones en 2016. Después de haber atrapado 14 touchdowns y haber tenido 1,400 yardas en 2015, su producción cayó a 883 yardas y seis touchdowns en 2016. Por supuesto, mucho tuvo que ver la regresión de Blake Bortles. Esta temporada, con una ofensiva terrestre fortalecida y esperando una mejora significativa por parte de Bortles, Robinson podría ser una adición importante en rondas medias.
  15. Terrelle Pryor (7.79 puntos estándar por juego). Siendo parte de uno de los equipos con más deficiencias y adaptándose a una nueva posición, Pryor realmente tuvo una temporada extraordinaria. Para 2017, estará en un nuevo equipo, uno en donde tendrá posibilidades de continuar como WR #1. Washington tiene una ofensiva aérea muy productiva, así que Pryor podría continuar escalando posiciones en el ranking de receptores.
  16. Jarvis Landry (8.47 puntos estándar por juego). Sus características físicas y de juego son más parecidas a las de un WR de posesión, lo que le da mayor valor en ligas PPR. En 2016, Jarvis comenzó la temporada como el ofensivo más productivo del equipo (44 targets, 375 yardas, un Td en los primeros cuatro juegos). Sin embargo, una vez que Jay Ajayi comenzó a producir, el papel de Landry cambió y su aportación estadística cayó significativamente. Aun así, logró superar las 1,000 yardas (1,136) y continuará siendo el receptor preferido de Ryan Tannehill, muy por encima de DeVante Parker o Kenny Stills.
  17. Michael Crabtree (9.08 puntos estándar por juego). Se mantiene como el receptor preferido de Derek Carr en zona roja y eso lo hace particularmente valioso. Con una ofensiva terrestre encabezada por Marshawn Lynch, sus oportunidades de hacer jugadas grandes muy posiblemente aumentarán.
  18. Sammy Watkins (7.57 puntos estándar por juego). El principal reto de este jugador es mantenerse sano. 2016 fue una temporada en la que se perdió nueve juegos con un problema en el pie. Si logra mantenerse en el campo, no debe haber problema para que produzca. No obstante, ante esa duda, tomarlo en las primeras rondas es un gran riesgo.
  19. Golden Tate (8.11 puntos estándar por juego). Comenzó la temporada de manera floja. De hecho, Marvin Jones parecía quitarle el puesto como WR #1 en Detroit. Sin embargo, conforme pasaron las semanas su producción fue aumentando y demostró que es aún el receptor más confiable y consistente para Matthew Stafford.
  20. Alshon Jeffery (7.84 puntos estándar por juego). Llega a un nuevo equipo (Filadelfia) en donde, inmediatamente, se convierte en el receptor #1. Se espera que contribuya al desarrollo de Carson Wentz, quien contará por primera vez con un receptor de su tipo. Su principal desventaja es que ha batallado con lesiones recientemente y también fue suspendido por consumo de sustancias prohibidas.
  21. Larry Fitzgerald (8.39 puntos estándar por juego). Fitzgerald se ha mantenido como el ofensivo más consistente en Arizona en la última década (en realidad, desde que llegó a la NFL en 2004). Ahora, su rol es más de un receptor de posesión que de una amenaza vertical, pero aún es capaz de hacer jugadas grandes y continuará siendo el más buscado por Carson Palmer.
  22. DeAndre Hopkins (7.46 puntos estándar por juego). Muchos vimos a Hopkins como un jugador de 1a o 2a ronda en 2016, especialmente después de producir como lo hizo en 2015. Aún sin estabilidad en la posición de QB se pensaba que su éxito continuaría. No fue así. Para 2017, hay que tomarlo con más cautela. Sin duda es un gran atleta, pero con tantas dudas en la ofensiva a su alrededor, su producción podría tardar en volver a lo mostrado en 2015.
  23. DeSean Jackson (83 puntos estándar por juego). Estrenará equipo en 2017. Jackson se ha mantenido como uno de los jugadores más explosivos en los últimos años, capaz de cambiar el rumbo de un juego en cualquier momento. Habrá que ver como se adapta con Jameis Winston, en el papel, debe ser un receptor que lo ayude a continuar con su desarrollo. Las lesiones han hecho de las suyas para disminuir su producción.
  24. Brandon Marshall (6.45 puntos estándar por juego). 2016 fue una decepción total para este receptor. En 2015, no tuvo problemas para tener sincronía con Ryan Fiztpatrick, situación que no se repitió la temporada pasada. Este año, se encontrará en un nuevo equipo (NY Giants). Compartiendo el campo con Odell Bekcham Jr. seguramente le ayudará a tener duelos mucho más favorables, además de tener un quarterback de mucha experiencia. Es una opción muy viable como receptor #2 o #3, aunque no sería sorpresa si logra sobrepasar estas expectativas.
  25. Emmanuel Sanders (8.74 puntos estándar por juego). Fue el receptor #2 en Denver. A pesar de que su producción fue menor a la de Demaryius Thomas, Emmanuel tuvo juegos destacados con mayor frecuencia. Eso habla de su capacidad para hacer jugadas grandes. Con mayor estabilidad en la posición de quarterback, este receptor podría mejorar sus estadísticas, especialmente en lo que se refiere a touchdowns.
  26. Tyreek Hill (6.66 puntos estándar por juego). Tal vez el jugador más explosivo en 2016. Tyreek Hill es oficialmente un receptor, pero igual hace jugadas desde el backfield o en equipos especiales. Así que tiene oportunidad de generar puntos en casi todas las dimensiones del juego. El único detalle de Hill es que es extremadamente dependiente de generar jugadas grandes. Solo tuvo un par de juegos con 10 o más toques de balón. Seguramente, Andy Reid buscará involucrarlo aún más para este año, el riesgo es que no es el más corpulento ni el de mayor tamaño para resistir los embates defensivos continuamente.
  27. Julian Edelman (7.91 puntos estándar por juego). Edelman viene de su segunda temporada de 16 juegos en ocho años de carrera. Con la baja de Rob Gronkowski, él surgió como el principal receptor de Tom Brady. De hecho, el cambió fue muy notorio de la primera mitad de temporada en la que promedió solo 5.23 puntos, a la segunda mitad de temporada (ya sin Gronkowski), en la que promedió 10.6 puntos. Actualización: FUERA TODA LA TEMPORADA.
  28. Brandin Cooks. (10.89 puntos estándar por juego). En una de las ofensivas aéreas más explosivas, Cooks terminó siendo relegado a WR #2 por Michael Thomas. Terminaría la temporada con 1,173 yardas y 8 touchdowns, cifras nada despreciables. Su talento y velocidad son sorprendentes, la principal duda para esta temporada es cuál será su papel en Nueva Inglaterra, especialmente, con un grupo de corredores, alas cerradas y receptores tan concurrido.
  29. Donte Moncrief (9.08 puntos estándar por juego). Moncrief no ha logrado despegar como se esperaba debido a lesiones. Cuando está al 100%, se convierte en el receptor preferido de Andrew Luck en zona roja (si, aún más que TY Hilton). Tan solo por eso vale la pena echarle un vistazo en ronda medias.
  30. Martavis Bryant (suspendido en 2016). Perdió toda la temporada pasada. Su ausencia fue bastante notoria ya que fuera de Le’Veon Bell y Antonio Brown no hubo otro jugador que realmente impactara en la ofensiva de Pittsburgh. Si se mantiene fuera de problemas, Bryant puede ser una adquisición muy valiosa en el draft.
  31. Cameron Meredith (7.64 puntos estándar por juego). Ante las lesiones de Alshon Jeffery y Kevin White, Meredith surgió como la principal opción para los quarterbacks de Chicago y no decepcionó. Para este año, puede ser considerado como el WR #1 del equipo desde el inicio. Me parece que es una apuesta confiable como WR #2 o WR #3 en fantasy.
  32. Jamison Crowder (7.67 puntos estándar por juego). Es un receptor muy veloz y que juega principalmente desde el slot. Su mayor producción fue cuando Jordan Reed estuvo fuera, pues es capaz de correr rutas muy similares. Tras la partida de DeSean Jackson, su trabajo podría verse incrementado, aunque estará detrás de Terrelle Pryor, Josh Doctson y Jordan Reed como objetivo de los pases de Kirk Cousins.

 

Otros receptores

  1. Keenan Allen.
  2. Willie Snead.
  3. Stefon Diggs.
  4. Kelvin Benjamin.
  5. Pierre Garcon.
  6. DeSean Jackson.
  7. DeVante Parker.
  8. Mike Wallace.
  9. Jordan Matthews.
  10. John Brown.
  11. Marvin Jones.
  12. Adam Thielen.
  13. Kenny Britt.
  14. Tavon Austin.
  15. Corey Davis.
  16. Corey Coleman.
  17. Robert Woods.
  18. Breshad Perriman.
  19. Randall Cobb.
  20. Josh Doctson.
  21. Jeremy Maclin.
  22. Rishard Matthews.
  23. Eric Decker.
  24. Quincy Enunwa.
  25. Sterling Shepard.
  26. Tyrell Williams.
  27. Will Fuller.
  28. Ted Ginn.
  29. Cole Beasley.
  30. Tyler Lockett.
  31. Kenny Stills
  32. Allen Hurns.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s