Los Angeles Chargers 2018

Récord 2017: 9 – 7

Draft (por orden de selección): S Derwin James (pick 17), EDGE Uchenna Nwosu (pick 48), DT Justin Jones (pick 84), S Kyzir White (pick 119), C Scott Quessenberry (pick 155), WR Dylan Cantrell (pick 191), RB Justin Jackson (pick 251)

Agencia libre

Jugadores adquiridos: TE Virgil Green, C Mike Pouncey, K Caleb Sturgis, QB Geno Smith

Jugadores perdidos: S Tre Boston (),

lac_2017_keys_nyj_cst_v2

La temporada 2017 fue la primera de Chargers en Los Angeles desde 1960. La repentina mudanza provocó que este equipo tuviera que jugar en un estadio pequeño (StubHub Center) que poca ventaja representó para los locales. La asistencia promedio estuvo apenas por encima de las 25,000 personas (alrededor de la tercera parte de la capacidad usual en un estadio de football profesional). Para 2018, este estadio volverá a ser su hogar.

LA Chargers batalló al inicio de la temporada pasada. Comenzó con cuatro derrotas. Sin embargo, una vez transcurrido el primer cuarto de temporada, el equipo despertó y solo caería en tres ocasiones más. Dos de esas derrotas, curiosamente, sería contra los dos finalistas de la AFC. De haber podido obtener un resultado diferente en esos partidos, hubiera logrado la calificación a playoffs.

Para 2018, este es uno de los equipos que mayores expectativas genera. Posee una ofensiva muy balanceada y una defensiva muy agresiva. En ambos lados del balón hay una buena mezcla de juventud y experiencia.

Staff

Captura de pantalla 2018-08-08 a la(s) 09.37.12

Anthony Lynn tuvo un inicio titubeante como HC. Sin embargo, recompuso rápidamente el rumbo y estuvo muy cerca de llevar a los playoffs a su equipo. Para su segunda temporada, la exigencia será mucho mayor. En lo que tendrá que poner más atención es que el desempeño del equipo se mantenga en buen nivel desde la primera semana.

Las coordinaciones se mantienen como en 2017. Ken Whisenhunt hizo un buen trabajo con la ofensiva. Poco a poco, el juego terrestre ha ido ganando relevancia y la línea tuvo más estabilidad. Gus Bradley tendrá a su disposición a un grupo de jugadores con mucho talento y no hay que olvidar que el fue el arquitecto de la Legion of Boom en Seattle.

Para Tom Telesco, el draft estuvo enfocado a traer más talento defensivo. En lo que corresponde a sus selecciones en las tres primeras rondas, los jugadores parecen de primer nivel. En la agencia libre, su trabajo estuvo dirigido a llenar algunos huecos en la ofensiva.

Ofensiva

Desde hace varios años, LA Chargers ha logrado tener un desempeño ofensivo de buen nivel. A veces dentro del top 10, en otras, ligeramente fuera. En 2017, se ubicó como la ofensiva #13 en puntos (22.2 puntos por juego) y la #4 en yardas (376.6 por juego). Resalta que fue la más productiva en el juego aéreo al promediar 277 yardas. Por carrera, aún tiene mucho que mejorar pues apenas se ubicó como la #24 (99.7 por juego). Para este año, no hubo cambios importantes en el personal, así que se espera que el buen desempeño se mantenga.

Captura de pantalla 2018-08-08 a la(s) 09.43.34

Philip Rivers (4,515 yardas, 28 Tds, 10 Ints) continúa siendo uno de los quarterbacks más productivos en la liga. Lleva cinco temporadas al hilo con 4,000+ yardas y 28+ pases de touchdown. En realidad, por estadísticas siempre ha cumplido. Su problema reside en que le ha faltado dar el estirón en algunos juegos clave. El año pasado, en la segunda mitad temporada, solo tuvo dos juegos (Jacksonville, Kansas City) con intercepciones mismos que se convirtieron en derrotas e impactaron directamente en que LA Chargers terminara apenas fuera de los playoffs. Para 2018, tendrá que enfocarse en mejorar contra Kansas City, pues contra esa defensiva sufrió el 60% de sus intercepciones. Ningún otro equipo le causó tantos problemas.

Melvin Gordon (1,105 yaradas, 8 Tds) viene de su mejor temporada como profesional al rebasar por primera vez la marca de las 1,000 yardas. Además, se ha convertido en el principal anotador en el equipo al sumar 12 touchdowns en dos temporadas consecutivas. No obstante, aún se percibe un rango amplio de mejora para este corredor. Una de las constantes ha sido su promedio de yardas por acarreo que se ha mantenido por debajo de las cuatro yardas. Habiendo superado los 250 acarreos los dos últimos años, Gordon bien podría haber sumado 1,000 yardas terrestres por temporada en este lapso. La carga de trabajo en la ofensiva terrestre ha sido suya casi en su totalidad. Austin Ekeler (260 yardas, 2 Tds) podría generar mayor presión si Gordon no empuja en ese rubro. Demasiados acarreos también equivalen a un mayor desgaste físico.

El grupo de receptores de LA Chargers es bueno, pero podría ser mucho mejor. Keenan Allen (1,393 yardas, 6 Tds) tuvo una gran temporada después de haber perdidos dos años por lesión. Demostró que es dominante y apunta al Top 5 en la posición. No obstante, aún con todo su talento tiene pendiente confirmar su durabilidad. Un segundo año jugando al nivel y con la producción de 2017, sería un argumento casi irrefutable para ubicarlo en la elite de su posición. Tyrell Williams (728 yardas, 4 Tds) y Travis Benjamin (567 yardas, 4 Tds) no son tan dominantes, pero suelen responder cuando se les requiere, sobre todo en trayectorias de larga distancia. Mike Williams (95 yardas) entrará a su segundo año y se espera que lo haga más saludable. Tras haber sido seleccionado en la 1ª ronda, solo contribuyó con 11 recepciones en su temporada de novato. Podría conformar con Allen una pareja de receptores sumamente explosiva si la salud de ambos lo permite. Hablando de lesiones, éstas ya han pegado a LA Chargers pues Hunter Henry no estará disponible para 2018 por un desgarre en el ligamento de la rodilla. Por lo pronto, Virgil Green podría sustituirlo, aunque existe la posibilidad de que Antonio Gates regrese con el equipo.

La línea tiene potencial para ser una unidad de muy buen nivel. Mucho dependerá de que Mike Pouncey (C) y Forrest Lamp (G) se mantengan sanos. En el papel, Rivers contará con la mejor línea en años.

Defensiva

La defensiva fue una de las mejores en 2017. Se ubicó como la #3 en puntos permitidos (17 por juego) y la #15 en yardas (328.4 por juego). Es un grupo repleto de talento y, a diferencia de la ofensiva, no ha batallado tanto con las lesiones. Para este año, llega aún más reforzada vía draft, principalmente.

Captura de pantalla 2018-08-08 a la(s) 09.49.42

La línea tiene a sus dos principales figuras en Joey Bosa (70 tacleadas, 12.5 capturas, 4 fumbles) y Melvin Ingram (55 tacleadas, 5.5 capturas, fumble). Estos jugadores conforman una de las parejas de alas defensivas más efectivas en la presión sobre el quarterback. Esperar doble dígito en capturas por parte de ambos es lo normal para esta temporada. Al interior, Brandon Mebane (30 tacleadas) ha recuperado la forma que lo hizo sobresalir en Seattle. Adicionalmente, Darius Philon (31 tacleadas, 4.5 capturas, fumble) estará sustituyendo a Corey Liuget (21 tacleadas, 1.5 captura, fumble) en lo que cumple una suspensión de cuatro juegos. Otros jugadores en la rotación son Damion Square (DT) y Isaac Rochell (DE). LA Chargers tendrá una de las líneas más peligrosas para los quarterbacks en 2018.

El grupo de linebackers es el menos agraciado en la defensiva. En realidad, no cuenta con un jugador particularmente dominante. Jatavis Brown (79 tacleadas), Denzel Perryman (37 tacleados) y Kyle Emmanuel (34 tacleadas, 1.5 capturas) han tenido algunos destellos ocasionales, pero solo eso. El novato Uchenna Uwosu (OLB) podría ganar tiempo de juego si logra contribuir rápidamente en la presión sobre el quarterback.

La secundaria tiene un potencial enorme, especialmente tras la adición de Derwin James. LA Chargers ya contaba con una pareja sólida de CBs en Jason Verrett y Casey Heyward (22 pases defendidos, 4 Ints). El único detalle es la salud de Verrett que ha perdido gran parte de las últimas dos temporadas. Heyward tuvo un excelente 2017 que lo coloca muy cerca de la elite en esta posición. Trevor Williams (13 pases defendidos, 2 Ints) está más que listo si Verrett vuelve a hacer falta. Su desempeño fue bastante bueno la temporada pasada. Desmond King es un jugador muy seguro en la posición de nickel CB. El menos reconocido es Jahleel Addae, quien fuera el líder tacleador del equipo. Derwin James es un jugador sumamente versátil y muy físico. Su impacto debe ser inmediato y llega a un entorno en donde la presión será mínima gracias al talento que lo rodea. LA Chargers tiene una secundaria Top 5 en estos momentos.

Equipos especiales: En 2017, LA Chargers tuvo que echar mano de una variedad de pateadores. Fueron cuatro en total: Nick Rose, Younghoe Koo, Travis Coons y Nick Novak. Para esta temporada, Caleb Sturgis será el pateador y pasó las últimas tres temporadas en Filadelfia, aunque en la más reciente solo participó en un juego debido a una lesión en la cadera. En 2016, la última temporada completa en la que participó, tuvo una efectividad de 85.4% (35/41). Los responsables de los regresos serán Travis Benjamins (despeje) y Austin Ekeler (kickoffs).

Pronóstico: LA Chargers se presenta como un equipo muy nivelado tanto ofensivamente como defensivamente. Ambos grupos lucen bien, pero creo que la defensiva será la fortaleza. Eso dará oportunidad a que la ofensiva juegue con más soltura. Para Philip Rivers, ésta podría ser su mejor oportunidad para llegar lo más lejos posible en los playoffs.

Captura de pantalla 2018-08-08 a la(s) 09.51.25

El calendario de LA Chargers es el #24 en dificultad. Sus rivales tuvieron un récord combinado de 123 – 133 la temporada pasada. El equipo tendrá que poner especial atención en iniciar rápidamente, no hay que pasar por alto que esa fue la principal razón por la cual quedó fuera de playoffs en 2017. Si lo logra, me parece que incluso podría llegar a su semana BYE con un récord de 6 – 1. Ya para la el regreso del descanso, el calendario luce más complicado, pero con la inercia ganada, bastaría para llevarse al menos otros cinco triunfos. Al interior de la división, el objetivo está en vencer a Kansas City. La presencia de un QB con poca experiencia en ese equipo debe ser un factor a explotar.

Como lo viene remarcando a lo largo del análisis, la clave estará en la salud de los titulares. Si ésta se mantiene, no dudaría en que LA Chargers pudiera hacerse del #1 de la AFC Oeste.

Récord 2018: 12 – 4.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s