Buffalo BIlls 2019

Récord 2018: 6 – 10

Draft (por orden de selección): DT Ed Oliver (pick 9), G Cody Ford (pick 38), RB Devin Singletary (pick 74), TE Dawson Knox (pick 96), LB Vosean Joseph (pick 147), S Jaquan Johnson (pick 181), EDGE Darryl Johnson (pick 225), TE Tommy Sweeney (pick 228)

Agencia libre

Jugadores adquiridos (equipo de origen): C Mitch Morse (Kansas City), WR Cole Beasley (Dallas), WR John Brown (Baltimore), TE Tyler Kroft (Cincinnati), C Spencer Long (NY Jets), T Ty Nsekhe (Washington), RB Frank Gore (Miami), WR Andre Roberts (NYJ), RB T.J. Yeldon (Jacksonville), CB E.J. Gaines (Cleveland), CB Kevin Johnson (Houston), OG Quinton Spain (Tennessee)

Jugadores perdidos (equipo destino): G John Miller (Cincinnati), TE Charles Clay (Arizona), RB Taiwan Jones (Houston), TE Logan Thomas (Detroit)

Buffalo logró romper la sequía de playoffs en 2017 de la mano de un milagroso triunfo de Cincinnati sobre Baltimore en la última semana de la temporada. En 2018, los milagros no se repitieron para el equipo dirigido por Sean McDermott. La temporada pasada Buffalo batalló para encontrar su identidad ofensiva y buscar cierta estabilidad defensiva. Esto se tradujo en triunfos esporádicos, especialmente en la primera mitad de la temporada. Para la semana 9, el récord de esta escuadra era de solo 2 – 7. Sin embargo, para el cierre, logró mejorarlo a 4 – 3, mostrando algunos chispazos de explosividad ofensiva.

Para 2019, Buffalo aún se percibe como un equipo con mucho trabajo pendiente sobre todo a la ofensiva. La defensiva ya está armada conforme a la filosofía de McDermott, así que habría que esperar un grupo dominante. Sin embargo, para poder aspirar a algo en la AFC Este, este equipo requerirá balance.

Staff

Captura de Pantalla 2019-07-25 a la(s) 18.58.47

Sean McDermott entrará a su tercer año como Head Coach. En el primero, tuvo suerte y consiguió llegar a playoffs. En el segundo hubo retroceso en cuanto a números se refiere, pero se encargó de sentar las bases de un equipo acorde a su filosofía tanto a la ofensiva como a la defensiva. El tercero debe ser de consolidación y lograr aspirar, al menos, al récord ganador

Las coordinaciones ofensiva y defensivas se mantienen respecto a 2018. Brian Daboll es quien enfrenta mayor presión, pues la ofensiva aún tiene bastante trabajo por delante sobre todo estableciendo una ofensiva aérea respetable y una ofensiva terrestre que no dependa del QB. Daboll posee antecedentes patriotas, Josh McDaniels fue su mentor entre 2014 y 2016. En Buffalo, está buscando implementar una ofensiva como la de Boston. Sin embargo, parece que Josh Allen aún no está preparado para ese nivel de complejidad. Para Leslie Frazier el objetivo debe estar en colocar a su unidad entre las mejores 10. No obstante, su excesiva tendencia hacia el sistema Tampa cover 2, la expone continuamente a jugadas grandes.

Brandon Beane será el gerente general por tercer año consecutivo. Su trabajo en agencia libre estuvo cargado a fortalecer a la ofensiva, que fue el grupo con mayor carencia de talento y experiencia en 2018. En el draft, fue más balanceado y la selección de Ed Oliver fue vista como uno de sus más grandes aciertos.

Ofensiva

Captura de Pantalla 2019-07-25 a la(s) 18.59.38

La ofensiva de Buffalo fue una de las más limitadas tanto en talento como en producción en 2018. Por momentos careció de estabilidad en la posición de QB y, una vez que McDermott definió un titular, el proceso de adaptación del novato no pasó desapercibido. Josh Allen mostró que tiene cualidades atléticas para hacer jugadas, pero aún necesita mucho trabajo para poder establecerse como un QB profesional. Digamos, que aún está lejos de hacer lecturas completas sobre el frente defensiva por sí mismo. Además, también pesó que estuvo rodeado por uno de los grupos con menor profundidad en las “position skills”. LeSean McCoy tuvo su temporada menos productiva como profesional, batallando la mayor parte de la temporada con lesiones. Allen terminaría como el líder corredor del equipo. Por otro lado, el grupo de receptores fue uno de los menos intimidantes.

Captura de Pantalla 2019-07-25 a la(s) 18.59.06

Debido a la situación anterior, la inyección de talento ofensivo vía agencia libre fue notoria. El grupo de receptores fue renovado con la adición de John Brown y Cole Beasley, además de también integrar a Tyler Kroft como ala cerrada. Robert Foster no aparece listado como titular, sin embargo, no sería extraño verlo con un rol significativo después de ser el segundo en yardas aéreas (541) en 2018. Aún con todo esto, Buffalo no luce imponente en el juego aéreo pues no hay un jugador dominante y al que pudiéramos definir como el WR #1. La mayoría de estos receptores es más cercano, tanto en su fisonomía como estilo de juego, a la posición de slot. Habría que ver como Daboll logra trabajar con este grupo de WRs.

En el juego terrestre hay un muy nutrido grupo de RBs con Frank Gore, McCoy, TJ Yeldon y el novato Devin Singletary. Aunado a eso, Allen seguramente continuará aportando con acarreos. Así que Buffalo apunta a ser una ofensiva cuya principal fortaleza se encuentre en la carrera. De hecho, creo que, dada la formación de McDermott en Carolina, el modelo de evolución a seguir sería el de Cam Newton. Al fin y al cabo, Allen posee características atléticas similares. La línea ofensiva tendrá nuevos titulares en las tres posiciones interiores y los tres jugadores vienen de ofensivas terrestres sobresalientes, así que seguramente veremos a Buffalo entre las ofensivas terrestres más dominantes.

Defensiva

Captura de Pantalla 2019-07-25 a la(s) 18.59.47

El desempeño defensivo de Buffalo fue de altibajos la temporada pasada. En el papel, dada la orientación de su HC, ésta debería ser el área en la que más debiera de sobresalir el equipo. Por lo pronto, fue en contra del pase donde lució mejor en 2018 y si se percibe cierto progreso después de dos años con McDermott en el timón. Este coach ha ido armando una defensiva conforme a su filosofía y, poco a poco, los resultados comienzan a darse. La defensiva contra la carrera tendrá que ser más sólida y, ante esta necesidad, la selección de Ed Oliver embona perfectamente.

Captura de Pantalla 2019-07-25 a la(s) 18.59.18

Para 2019, los cambios en la alineación titular no son bruscos, creo que McDermott ya se siente muy cerca de tener a su disposición un grupo de jugadores con los que pueda desarrollar su plan a largo plazo. En su primer año como profesional, Tremaine Edmunds inmediatamente se posicionó como el tacleador más férreo en este equipo y seguramente asumirá el liderazgo de la defensiva, ahora que cuenta con más experiencia. Idealmente, creo que McDermott buscaría replicar el papel de Luke Kuechly con Edmunds, lo cual veo viable por el talento de este joven jugador. En general, el reto para el “Front 7” será mejorar la presión sobre el QB, pues la posición #26 en capturas deja bastante que desear. El papel del novato Oliver en este rubro también será importante. De hecho, se especula que, entre otras cosas, su selección obedece a la tendencia que Aaron Donald está marcando en la liga. Oliver tendrá que ser el punto de ataque al interior de la línea para esta defensiva. En el exterior, Trent Murphy, Jerry Hughes y Lorenzo Alexander tiene todo (principalmente salud) para mejorar la estadística en capturas. La secundaria se encuentra muy bien armada con un par de safeties de gran nivel y un Tre’Davious White que tiene todo para estar entre los 10 mejores CBs de la liga. Kevin Johnson es el nuevo integrante en este departamento.

Equipos especiales: Stephen Hauscka tuvo su temporada más floja desde que es pateador titular en la NFL al lograr una efectividad de 78.6% (22/28). Batalló con las distancias de 40 o más yardas (11/17). Con una ofensiva que aún está en vías de desarrollo, no será tan fácil que Hauschka recupere su producción previa a 2018. El responsable de los regresos será Marcus Murphy y Mica Hyde los estará apoyando en los regresos de despeje.

Pronóstico: En cuanto a personal, me parece que Buffalo ya cuenta con la base de jugadores tanto ofensivos como defensivos con los que podría basar su éxito en el mediano plazo. La situación retadora para el staff es que muchos de estos jugadores, incluido Allen, aún están desarrollo. Esperar resultados tan distintos a los de 2018, sobre todo a la ofensiva, me parece apresurado.

Captura de Pantalla 2019-07-25 a la(s) 19.03.35

El calendario de Buffalo es el #24 en dificultad para 2019. El inicio luce benevolente. Buffalo bien podría llegar con un récord de 3 – 2 a su BYE y de ahí agarrar confianza para competirle a quien sea hacia el final de la temporada. Con su defensiva, seguro hará tropezar a varios de sus contrincantes. No obstante, creo que las ilusiones de una temporada con récord ganador se disiparán con los juegos que acontecen entre la semana 13 y la 16.

Récord 2019: 8 – 8.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s