Fantasy Rankings (2017): Tight Ends (TEs)

Por Anuar

Fantasy TEs 2017

Es una de las posiciones cuya relevancia en fantasy ha venido incrementando año con año. Sin embargo, su rol en cada equipo, así como la disponibilidad de dos o más jugadores en la misma posición y la competencia de “targets” con los receptores, provoca que haya más variabilidad en su producción. Siendo muy estrictos, podría decirse que solo hay entre cinco o siete jugadores de esta posición con una producción más o menos constante. El resto suele ser un volado semana tras semana. Es por esto que no es descabellado pensar en seleccionar en rondas tempranas (2 o 3) a uno de los jugadores productivos y así, por lo menos, asegurar un aporte consistente jornada tras jornada.

Al igual que con los receptores, la productividad de las alas cerradas suele estar atada al desempeño de su quarterback. Así que es importante tomar en cuenta este factor semanalmente.

La puntuación estándar para las alas cerradas es de la siguiente manera:

10 yardas por recepción = 1 punto

Touchdown por recepción = 6 puntos

10 yardas por carrera = 1 punto

Touchdown por carrera = 6 puntos

Balón suelto perdido = -2 puntos

Asimismo, en las ligas PPR (puntos por recepción) le será asignado un punto o una fracción de punto, dependiendo de la configuración de la liga, por cada atrapada realizada.

  1. Travis Kelce (8.53 puntos estándar por juego). Tuvo un cierre de temporada muy productivo en 2016. De la semana 11 a la semana 16, acumuló 43 recepciones para 659 yardas y un touchdown. Tuvo seis juegos de 100+ yardas. Al final, terminaría imponiendo nuevos máximos personales en recepciones (85) y yardas (1,125). Continuará siendo el receptor más buscado por Alex Smith para esta temporada. Su principal diferenciador es que no ha perdido tiempo de juego después de su temporada de novato (48 juego consecutivos participando).
  1. Rob Gronkowski. (12 puntos estándar por juego). Ya sé, muchos se preguntarán porque Gronkowski es #2. Básicamente, todo recae en las lesiones. Cuando está sano, esta ala cerrada es uno de los jugadores (no solo ala cerrada) más productivos. Pero en 2016, solo participó en ocho juegos lidiando con una variedad de lesiones. En este punto de su carrera, ha perdido juegos por conmoción, fractura de antebrazo, lesión en la espalda y ruptura de ligamento en la rodilla. Así que es un gran riesgo construir un equipo de fantasy en torno a este jugador.
  1. Greg Olsen (7.83 puntos estándar por juego). Se ha convertido en el receptor más confiable para Cam Newton. Ha sido el líder del equipo en ese departamento en cuatro temporadas consecutivas. Tal vez no sea una máquina de anotar touchdowns, pero su producción suele ser bastante consistente. Además, su durabilidad también es una característica importante. Ha participado en los 16 juegos de temporada regular por nueve temporadas consecutivas.
  1. Jimmy Graham (7.78 puntos estándar por juego). Graham logró reponerse de una lesión en la rodilla que pudo ser catastrófica y atrapó 65 pases para 923 yardas y seis touchdowns en 2016. Aún no iguala la producción que llegó a tener en Nuevo Orleans, pero tras un año más de trabajo con Russell Wilson, sus números podrían continuar mejorando. Al final, es uno de los mejores haciendo jugadas en zona roja.
  1. Jordan Reed (8.55 puntos estándar por juego). Bien podría ser #2 en la lista, pero las lesiones también lo han afectado significativamente. En cuatro años de carrera, aún no ha logrado jugar los 16 partidos de temporada regular. En 2016, participó en 10 juegos en los que sumó 66 recepciones para 686 yardas y seis touchdowns. Es, indudablemente, uno de los receptores preferidos de Kirk Cousins. Por lo pronto, en pretemporada, ya ha sido anunciado que no estará practicando debido a una lesión en el pie.
  1. Martellus Bennett (7 puntos estándar por juego). Bennett pasará de atrapar pases de Tom Brady a atrapar los de Aaron Rodgers. Dos años consecutivos con QBs de élite. En Nueva Inglaterra, finalizó la temporada con 55 recepciones para 701 yardas y siete touchdowns. En Green Bay, sserá TE titular inmediatamente, así que eso le asegura tener una carga de trabajo de al menos unos 70 targets.
  1. Tyler Eifert (8.67 puntos estándar por juego). Otro TE que suele ser muy productivo cuando está sano. Lamentablemente, eso ha sido muy ocasional durante su carrera. En 2016, solo participó en ocho juegos y el primero ocurrió hasta la semana 7. Su producción total fue de 29 recepciones para 394 yardas y cinco touchdowns. En zona roja, Andy Dalton siempre procurará ir en su dirección, lo cual lo hace bastante valioso.
  1. Delanie Walker (8 puntos estándar por juego). En 2016, la ofensiva aérea de Tennessee estuvo más diversificada, así que eso le hizo perder targets a Walker. De haber sido buscado en 133 ocasiones en 2015, pasó a 102 en 2016. Con la llegada de Eric Decker (WR) y Corey Davis (WR) a Tennessee, Walker podría ver menos targets en 2017. No obstante, aún provee un par de manos muy confiables para Marcus Mariota.
  1. Zach Ertz (7.54 puntos estándar por juego). El jugador que mejor conexión tuvo en el juego aéreo con el novato Carson Wentz. Tal vez no sea el ala cerrada más explosivo, pero es de manos seguras y muy bueno trazando sus rutas. Por otro lado, en los dos últimos años, al menos, su producción aumenta considerablemente en el mes de diciembre, así que es particularmente valioso para playoffs. Basta decir que, en la primera mitad de la temporada de 2016, promedió solo 4.96 puntos estándar, mientras que, en la segunda, esa cifra aumentó a 10.11.
  1. Kyle Rudolph (7.87 puntos estándar por juego). En 2016, Rudolph se vio beneficiado por el estilo conservador de Sam Bradford, quien continuamente buscaba las trayectorias cortas. Finalizaría como el ala cerrada con más targets en la temporada con un total de 132. En total, sumó 83 recepciones para 840 yardas y siete touchdowns (todos máximos personales en la carrera de este jugador).
  1. Eric Ebron (6.42 puntos estándar por juego). Un jugador que aún se encuentra en desarrollo, aunque su involucramiento en la ofensiva de Detroit incrementó considerablemente en 2016. Terminó la temporada con 61 recepciones para 711 yardas y un touchdown. Matthew Stafford raramente lo buscó en zona roja. Así que la mayor parte de sus puntos vinieron de la producción en yardaje. Es un jugador que puede proveer cierta estabilidad, pero es, más bien, de uso ocasional.
  1. Hunter Henry (7.21 puntos estándar por juego). Tuvo una buena temporada como novato sumando un total de 36 recepciones para 478 yardas y ocho touchdowns en 54 targets. Es importante recordar que estuvo compartiendo el campo con Antonio Gates, así que su producción se vio limitada. Para 2017, continuará con este mismo papel, no obstante, su juventud, dinamismo y un mayor entendimiento con Philip Rivers hacen pensar que podría comenzar a tener mayor relevancia que Gates en algún punto de la temporada.
  1. Jason Witten (5.20 puntos estándar por juego). Witten continúa siendo el receptor más seguro en Dallas. Sin embargo, para cuestiones de fantasy, su producción es más bien mediana. En 2016, atrapó 69 pases para 673 yardas y tres touchdowns. Solo tendría un juego con 100+ yardas. Su valor es mayor en ligas PPR. En ligas estándar, Witten es un ala cerrada complementario.
  1. Jack Doyle (5.4 puntos estándar por juego). Tras las continuas lesiones de Dwayne Allen, Doyle emergió como el titular en la posición para Indianápolis en 2016. Ahora que estará en un papel protagónico desde inicio de temporada, hay razones para pensar que la producción de Doyle podría ser mayor en 2017.  Además, hay que recordar que Allen partió a Nueva Inglaterra.
  1. Julius Thomas (5.78 puntos estándar por juego). La migración hacia Jacksonville no le sentó bien a Thomas. No es lo mismo recibir pases de Payton Manning que de un Blake Bortles en regresión. Adicionalmente, las lesiones también lo han afectado. Para este año, se reunirá de nuevo con Adam Gase, el coordinador con quien tuvo mucho éxito en Denver. Así que su carrera podría revitalizarse atrapando pases de un Ryan Tannehill que va en ascenso bajo la tutela de Gase.
  1. Jesse James (3.8 puntos estándar por juego). Tras la partida de Ladarius Green, Jame será el titular en Pittsburgh. En 2016, dio algunos destellos de su potencial. Finalizaría la temporada con 338 yardas y tres touchdowns. Tendrá mucha competencia en la distribución de targets, sin embargo, Ben Roethlisberger suele usar con frecuencias a sus alas cerradas en situaciones de presión. Su altura (1.99 metros) le da una gran ventaja para pases en zona roja.

Otros TEs

  1. C.J. Fiedorowicz.
  1. Charles Clay.
  1. Austin Hoopler.
  1. Coby Fleener.
  1. Jared Cook.
  1. Benjamin Watson.
  1. OJ Howard
  1. David Njoku
  1. Evan Engram
  1. Vance McDonald.
  1. Tyler Higbee.
  1. Zach Miller.
  1. Jermaine Gresham.
  1. Marcedes Lewis
  1. Jordan Legget
  1. Virgil Green

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s